Sistemas aire- agua en climatización

Son instalaciones que usan fluido o agua como componente base para aportar energía caliente o fría ante unas baterías que intercambian con el aire el calor, climatizándolo. Las maquinarias terminales pueden ser inductores, fan-coils, radiadores, climatizadores centrales para unas instalaciones con más potencia, convectores, etc.

Estos sistemas extraen  la energía de aire ambiente con una máquina exterior y se transporta al interior a través del agua, tanto para climatizar en frío o en calor.

La central térmica exterior obtiene la energía del aire y calienta o enfría el agua, según nuestras necesidades. Luego nos la envía al interior de la vivienda por medio de tuberías, por ejemplo mediante radiadores o fan- coils.

Bombas centrífugas en instalaciones hidráulicas

Las bombas centrífugas son bombas hidráulicas que transforman la energía mecánica en energía cinética de presión a un fluido. Son capaces de aumentar la velocidad de los fluidos para que se puedan  desplazar en grandes distancias.

Son muchos los sectores que utilizan este tipo de bombas, entre ellos destaca la industria química, el sector de la automoción, la industria cosmética o la alimentaria.

Ventajas de las bombas centrífugas:

  • No tienen órganos articulados y los mecanismos de acoplamiento son fáciles de usar.
  • No se requiere un dispositivo regulador.
  • Son fácilmente adaptables a muchas circunstancias.
  • El peso es muy pequeño y sus dimensiones reducidas.
  • El coste es ajustado.
  • La incorporación de variadores de velocidad permite mayor eficiencia.

Sub-enfriamiento de líquido refrigerante

El sub-enfriamiento  es el efecto positivo que se produce en cualquier equipo frigorífico cuando el líquido condensado reduce su temperatura por debajo del punto de saturación.

Sistemas para conseguir el sub-enfriamiento del líquido

Es importante considerar que la utilización del sub-enfriamiento en un sistema de refrigeración tiene más efectos positivos que el ahorro energético.

Aplicaciones de serpentines

Los serpentines son componentes formados por tubos de distintos materiales por los que pasa un fluido y por fuera tiene contacto con aire o gas, dentro de los sistemas de refrigeración industrial, así permite un intercambio de calor.

El fluido mencionado anteriormente puede componerse de agua o algún refrigerante.

Los serpentines también son usados para la deshumidificación del ambiente y ayudan a mantener el control de la humedad relativa de una habitación fría o de cualquier proceso que requiera condiciones especiales de humedad.

Cómo elegir un deshumidificador

 

La humedad de forma excesiva puede hacer que una vivienda o lugar de trabajo deje de ser confortable.

Para eliminar la humedad sobrante del ambiente, los deshumidificadores son uno de los mejores métodos que existen. Con estos dispositivos se puede regular la humedad para que no exceda de los valores entre el 40% y el 60% recomendados como saludables.

Según el funcionamiento existen dos tipos: los que trabajan con compresor y los que no necesitan de uno.

Evaporadores en las cámaras frigoríficas: que son y para qué sirven

El evaporador es una parte indispensable en la producción de frío en la instalación. Se encuentra presente en todas las instalaciones frigoríficas que utilizamos en el día a día: nevera, aire acondicionado, congelador, etc.

Lo encontramos en el interior de las cámaras frigoríficas y se encarga de realizar el intercambio de calor entre los fluidos refrigerantes. Entre los refrigerantes más comunes destacamos: R-134A, R-404A, R-507, R-417A, R-422D, R-424A, R-427A, Glicol, Dióxido de Carbono y Amoniaco.

Existen diversos tipos según el tipo, el tamaño o el diseño. Para poder elegir el evaporador que mejor se adapte a la instalación, hay que tener en cuenta diversos factores como el refrigerante, el almacenamiento o el uso. Una vez realizado el análisis general, los podemos clasificar por:

¿Cómo detectar fugas de aire comprimido?

Las fugas de aire comprimido son las mayores  y más importantes fuentes de desperdicio de energía en sistemas de varios compresores y puede alcanzar entre un 20% y un 30% de la generación total de los compresores de aire, lo que se traduce en un desperdicio monetario.

Hay dos formas muy sencillas para encontrar fugas de aire:

  1. Agua jabonosa: Mezclando agua y jabón con una esponja en las zonas donde se sospeche de alguna fuga, si forman burbujas, es que existe alguna fuga.
  2. Escuchar atentamente y palpar: Se trata de acercar el oído buscando sonido de fuga de aire, y con la mano palpar la zona para corroborarla.

Principales componentes y accesorios en la refrigeración industrial

La refrigeración industrial es un mercado que crece e innova de forma constante y para ser competitivo debe actualizarse siempre.

En la actualidad, la elaboración de productos no está exenta de necesitar un proceso refrigerante, sin importar la industria: alimentaria, médica, construcción, minería, etc.

Un sistema de refrigeración no crea frío, sino que elimina el calor en los cuerpos y lo expulsa. Para ello se manipula una sustancia refrigerante que va cambiando de estado líquido a gaseoso y en el proceso absorbe y evapora el calor.

Para lograrlo, se utilizan distintos componentes y accesorios que trabajan de forma complementaria. A continuación explicamos cada uno de ellos:

Climatización en el trabajo. Estrés térmico

El estrés térmico es el malestar producido por un exceso de calor en el trabajo, tanto al aire libre como en interiores. Se debe a condiciones ambientales extremas y a una mala climatización.

Es muy importante conocer los efectos del estrés térmico, ya que influye en la salud, en el rendimiento profesional y en el confort de las personas. Existen dos tipos de estrés térmico:

  • En el que influyen las condiciones meteorológicas exteriores.
  • Aquel en el que las condiciones de calor son demasiado elevadas en interiores. En lugares como fábricas o lugares poco ventilados este problema se puede agravar.

Refrigerantes naturales

Los refrigerantes naturales son productos químicos producidos por procesos bioquímicos de la naturaleza. No perjudican a la capa de ozono y realizan una aportación casi inapreciable en el caso del R717 (amoniaco) al calentamiento global.

Estos productos se llevan utilizando desde antes de 1950, aunque es ahora cuando más se están utilizando gracias a su menor impacto sobre el medio ambiente.

Tipos de gases refrigerantes naturales

  1. Hidrocarburos: Su potencial de calentamiento global es siempre inferior a 5. Son gases inflamables, con clasificación A3, muy sensibles a las desviaciones de carga y con bajos niveles de presión de trabajo. Se utiliza en sistemas pequeños de refrigeración.